Quiénes
son deluz

Hemos vivido diferentes momentos que nos han permitido aprender desde la pena y también desde la alegría. Hoy gracias a ellos, estamos aquí escribiendo para ti ¿Cómo no estar agradecidas con cada instante de nuestras vidas?

Somos dos hermanas que junto a nuestros papás y hermanos vivimos nuestra infancia rodeadas de naturaleza, tranquilidad, disfrutando del juego y de las cosas simples. La posibilidad de vivir lejos de las agitadas ciudades, nos regaló el espacio de compartir infinitas vivencias, fortalecer nuestros lazos, crecer juntos viviendo el momento presente, sin apuros.

Durante el 2014, a nuestro hermano que en ese entonces tenía 28 años, le diagnosticaron cáncer en etapa IV. Los médicos nos sugirieron que lo mejor era que nos preparáramos como familia porque el diagnóstico era muy malo. Teníamos dos opciones ; vivir en la desesperanza o confiar…y confiamos. Ha sido un camino de incertidumbre y momentos de dolor, pero también de mucho aprendizaje y gratitud…¿cómo lo hicimos? Eso es lo que queremos compartir contigo. Convertimos nuestras experiencias en una realidad creando deluz y es en este espacio donde significamos la vida de otra manera, lejos de la prisa que envuelve nuestros días, disfrutando de cada acción, de cada momento y de cada persona. Y sí, dentro de esas personas hoy increíblemente también está nuestro hermano…

Creemos en bajar la velocidad de la vida y en disfrutar de ella haciendo pequeños cambios, y son precisamente estos pequeños cambios los que hoy queremos compartir contigo. Para ello te iremos acompañando en la incorporación de prácticas que te permitan iniciar un camino de conexión, paz, alegría, amor y gratitud. Queremos que sepas, que esto no es de un día para otro, pero sí sabemos que con la práctica , te sentirás más plena y con una vida llena de significado.

Nuestra misión en deluz, reflejada en cada uno de nuestros productos, es prender tu luz interior para que te conectes con una nueva forma de ver la vida. Luego, tú sigues el camino…estos primeros pasos te llevarán a un mágico mundo por descubrir.

Hoy vivimos en grandes ciudades, alejadas de esos paisajes verdes que nos conectaban con la naturaleza, pero siempre con el espíritu vivo para la conexión.